El Programa Terapéutico-Educativo Proyecto Hombre se inspira en la psicoterapia humanista que define la drogadicción como el síntoma de un problema en la persona.